Hoja de Coca: Un acto de amor

Ser una hoja de coca no debe ser una tarea fácil. No solo se trata de cargar con el desprestigio de nuestros días, sino que también debe soportar la nostalgia del pasado cuando era reverenciada y convivía en total armonía con el hombre.

El hecho que la hoja de coca sea relacionada con algo negativo y muchas veces también delictivo, obedece a múltiples factores. Sin embargo, una de las principales causas de ese desprestigio cabe en una sola palabra: desconocimiento.

No es la primera vez que el hombre moderno se atreve a cuestionar a la naturaleza. Plantas hermanas de la coca como la marihuana, también han sido objeto de las posturas irracionales e irrespeto por el ser humano moderno. ¿En qué momento el hombre tuvo la idea de poder cuestionar el trabajo de años hecho por la madre tierra?

Quienes la conocemos y pensamos que una hoja de coca encierra un acto de amor por parte de la naturaleza, debemos hacer eco en nuestro entorno para que tenga el lugar que se merece. Al fin y al cabo, el uso ancestral de la planta invita a la hermandad y la cooperación.

¿Por qué es benéfica para el ser humano?

La coca tiene más calcio que la leche y es una fuente natural de vitaminas y minerales. Quita el hambre y contribuye al control de la ansiedad. Por ello, es una excelente alternativa para quien procura bajar de peso.

Cumple funciones estimulantes, digestivas y circulatorias en el organismo. La hoja sirve para regular la presión y conviene incluir en la dieta de personas que sufren diversas afecciones de salud.

¿Cómo se puede consumir la Hoja de Coca?

Se puede consumir directamente masticándola o a través de infusiones como son utilizadas normalmente las aromáticas o el té.

Derivados de la hoja de coca como el mambe amazónico (mezcla de coca en polvo con ceniza del Yarumo), la harina, entre otros, son también utilizados en el consumo diario y de la misma forma aportan al consumidor todos los beneficios ofrecidos por la hoja.

La Hoja de Coca no es Cocaína

La relación entre la hoja de coca y el negocio del narcotráfico se marca erróneamente en nuestros días. Relacionar a una con la otra es como relacionar a un árbol de Borrachero con la burundanga.

Las propiedades de la hoja son tan amplias, que tan sólo un minúsculo porcentaje de su contenido molecular se utiliza en la elaboración del clorhidrato de cocaína. Es decir, cuando se relaciona la hoja de Coca con la sustancia ilegal, no solo se comete un error terrible, sino que también se está irrespetando su naturaleza al reducirla a tan poco.

Según las últimas cifras, en Colombia hay 180.000 hectáreas de cultivo de coca. Una cifra récord que solo debería tratarse desde una política de legalización.

Aun así, la hoja de coca da una lucha heroica por mantenerse vigente sobre todo en las grandes ciudades. Cumple la función de ser hija de la Pachamama para los incas y rinde tributo a los lazos sociales.

¿Qué piensa la mayoría de personas cuando le preguntan por la hoja? Mira el video que hicimos en Biogotá en el siguiente enlace:

¿Cuál es la tarea como consumidores de la Hoja de Coca?

Devolverle a la planta un poco de ese amor que nos brinda es más sencillo de lo que parece. El simple hecho de ser un portavoz y compartir esta información con nuestro círculo social, brinda un aporte muy significativo para darle el lugar que debería tener.

Reservar un espacio de nuestra cocina y consumo cotidiano con hoja, harina y otros productos derivados de la coca; también fomenta el consumo local y posibilita destinar menos coca para negocios ilícitos.

Disfrutar de las bondades que nos regala la madre naturaleza es un acto de amor. El mismo amor que tiene por nosotros nuestra querida y apreciada hoja de coca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *